La dirección de TALLER MECÁNICO MANUEL SILVA S.L., empresa dedicada a la ingeniería de diseño y fabricación de elementos de manipulación de graneles y fabricación de cisternas para transporte de mercancías, quiere hacer llegar a sus trabajadores, clientes y proveedores lo que es su Política de Gestión, en los campos de Calidad, Ambiental y Prevención de Riesgos.

La gestión de nuestra empresa se basa en dos aspectos esenciales a tener en cuenta en todo momento; nuestra relación con nuestros clientes y proveedores y nuestro trabajo diario.

Partiendo de estos aspectos esenciales de funcionamiento dentro de la empresa, se definen las siguientes prioridades como filosofía de trabajo:

  • La satisfacción de nuestros clientes, a través del compromiso del cumplimento de los plazos de entrega. Desarrollando los trabajos con métodos avanzados de producción, controlados y desarrollados por personal competente.
  • El interés por que nuestros clientes perciban constantemente la seriedad y preocupación por el cumplimiento de los requisitos legales aplicables y otros que suscribamos. Asentarnos cada día más en nuestro sector, lo cual conllevará a que nuestra empresa sea mucho más competitiva.
  • La prevención de los daños a la seguridad y salud, y la protección del medio ambiente y la prevención de la contaminación, es un objetivo permanente y prioritario. Para ello se identificarán y se evaluarán los riesgos y los aspectos ambientales derivados de las situaciones y actividades productivas.
  • TALLER MECANICO MANUEL SILVA fomentará entre todos sus empleados y empresas colaboradoras esta conciencia preventiva y ambiental. Proporcionando una formación teórico-práctica encaminada a prevenir los riesgos para la seguridad y la salud de los trabajadores y las buenas prácticas ambientales.
  • El Sistema de Gestión Integrado permitirá cumplir los objetivos enmarcados en un compromiso de mejora continua.
  • La comunicación con los clientes del sistema (Autoridades, clientes de la empresa, proveedores, vecinos y trabajadores) será fluida, permitiendo el conocimiento de los indicadores y políticas establecidas, respondiendo positivamente a las legítimas demandas de información.

Por último, la Dirección de la empresa se compromete a revisar tanto la Política Integral de gestión como los Objetivos reflejados en ella para adecuarlos en cada momento a una mejora continua de la eficacia.